California Attorney General Vows To Sue If Trump Uses Emergency Powers To Build Wall

Feb 5, 2019
Originally published on February 6, 2019 12:15 pm

California Attorney General Xavier Becerra says he plans to sue the Trump administration the moment the president declares a national emergency to free up funds for a border wall.

Becerra was responding in Spanish to President Trump's State of the Union address to Congress. But he released his response before Trump even delivered the first words of his remarks, anticipating a speech in which the president doubled down on his demand for the construction of a wall at the U.S.-Mexico border.

"The idea of declaring a state of emergency on the border that does not exist, to justify robbing funds that belong to the victims of fires, floods and hurricanes, to pay for the wall is not only immoral, it is illegal," Becerra said in Spanish, alluding to reports that Trump may tap into disaster relief funds to construct the wall.

The president did not mention using emergency powers to build the wall in his speech, but has suggested to reporters that he might consider using those powers if Congress doesn't agree to authorize its funding in a spending bill for the Department of Homeland Security. Declaring a national emergency would allow the president to divert funding set aside for other purposes for the wall.

In his speech, Trump painted an urgent crisis at the border, speaking of "large, organized caravans" at the southern border, but most of the migrants waiting at the border have obtained a humanitarian visa from the Mexican government, according to NPR's John Burnett and Carrie Kahn. Eddie Trevino, a Cameron County Judge in Brownsville, recently told reporters: "There is no Central American invasion. This is a manufactured crisis."

"We are ready to reject this senseless proposal in court the moment it touches the ground," Becerra said.

In his address, Trump reiterated his plan for a border wall as a moral and security issue and stressed that Congress has until Feb. 15 to pass a bill to "fund our government, protect our homeland, and secure our Southern Border."

"I will get it built," Trump told Congress. "Walls work and walls save lives."

Don't see the graphic above? Click here.

President Trump's insistence on a border wall ultimately led to a stand-off between Congress and the president in December and January, resulting in the longest partial government shutdown in U.S. history.

If Trump declared a national emergency, the act could be voted down in Congress, according to NPR's Scott Horsley. Trump would face strong pushback immediately by the Democratic-controlled House, but he is also facing opposition from some members of his own party in the Republican-controlled Senate, which could mean a resolution of disapproval could pass both chambers.

Legal action in the federal courts is also another likely route to challenge any emergency declaration, and Becerra is a familiar opponent. Since taking the post of California's top lawyer in January 2017, Becerra has sued the Trump administration 45 times on behalf of California, more than any other state Attorney General.

"In the courts or in Congress or in the voting booths, we have to fight for our agenda," Becerra said. "And we're winning."'

Becerra has sued the administration over several immigration-related actions, including the decision to add a citizenship question to the 2020 census, which could make non-citizens less likely to participate in the count, given the increased immigration enforcement under the Trump administration.

California and other states also sued the administration over its plan to end the Deferred Action for Childhood Arrivals program, or DACA, which protects certain immigrants from being deported. In early January, a federal judge blocked that decision and said the program could continue as lawsuits move forward in court.

Becerra, 61, has said that Trump's anti-immigrant rhetoric reminds him of the discrimination his own parents faced. His father was born in Sacramento but grew up in Tijuana, Mexico, and his mother was raised in Guadalajara, Mexico.

In his speech, President Trump highlighted crimes committed by people in the country illegally, despite research showing immigrants commit crimes at lower rates than people born in the U.S. and that illegal immigration does not increase the prevalence of violent crime.

Don't see the graphic above? Click here.

"My parents had to put up with some of these indignities, these injustices. My dad couldn't walk into a restaurant because of the signs that said 'No dogs or Mexicans allowed' even though he was a U.S. citizen," Becerra told NPR member station KQED. "When you hear someone like Donald Trump say those vile things you absorb, you remember, but then you try to move forward as best you can."

At the end of his response to Trump, Becerra called to mind his parents, who just celebrated their 66th wedding anniversary.

"If you asked them, my parents, what is the state of our union, I'm sure they would paint a more realistic image than that which President Trump presented to us tonight. They know what it means to work hard and respect the rules," Becerra said.

Before Becerra took the job as California's first Latino attorney general, he served for more than 24 years in the House, most recently for California's 34th district, which includes part of Los Angeles County.

Becerra was chosen to give the State of the Union's Spanish response, a speech given most years since 2011, by Senate Minority Leader Chuck Schumer, D-N.Y., and House Speaker Nancy Pelosi, D-Calif..

"Attorney General Becerra is a towering champion of equal justice and a tireless fighter," Speaker Pelosi said in a statement. She continued that Becerra would deliver a "strong message of progress for all American families and communities."

Stacey Abrams, the former Georgia gubernatorial candidate and State House Minority Leader delivered the English language response to the State of the Union. Abrams did not touch much on immigration issues, leaving that to be done in Spanish, the language spoken by many of the immigrants who arrive at the U.S.-Mexico border.

KCRA News via / YouTube


Read a full transcript of Becerra's remarks below:

Buenas noches. Es un honor estar con ustedes desde la escuela secundaria CK McClatchy High School en la ciudad de Sacramento, la capital del estado de California.

Me encuentro aquí con futuros líderes de nuestro país — estudiantes de la McClatchy — donde yo también estudié, pero hace como cuatro décadas.

Yo soy hijo de inmigrantes trabajadores y el primero en mi familia que pudo caminar por las puertas de la universidad — y por las puertas de la oportunidad.

Mis padres empezaron su vida aquí por la misma razón que viene mucha gente a este país: para trabajar duro y darles a sus hijos una vida mejor. Al salir de Guadalajara, Jalisco, México, trajeron con ellos su fé y no mucho más. Confiaban en la promesa de este país de que todos aquellos que se esfuerzan y cumplen con las reglas, se han ganado la oportunidad de salir adelante.

Sé que soy producto de los que lucharon por abrir estas puertas de oportunidad. El optimismo que caracteriza las olas de inmigrantes que han llegado aquí corre en mi sangre. Y si el estado de nuestra nación se puede caracterizar como fuerte, es porque gente como mis padres y los suyos ciudadanos o migrantes — construyeron este país.

Durante 24 años de servicio como congresista en Washington, yo conocí mucho de nuestro gran país y trabajé con tres presidentes diferentes. Y, ahora, como fiscal general, defendiendo y abogando por los derechos de millones de americanos aquí en California, y por extensión, en todo los Estados Unidos.

Permítanme una observación obvia: No hay otro país como los Estados Unidos. El mundo nos necesita fuerte y listo. Y nos busca como líder y socio. Si se cae América, todo el mundo se lastima. El estado de nuestro país decide destinos.

¿Cómo puede ser, entonces, que el estado de nuestra joven, rica, y fuerte nación ahora es desorden, tensión, hostilidad?

¿Cómo puede ser que lo que defina el estado de nuestro país en el año 2019 es el cierre del gobierno a manos del presidente Trump? Y no sólo una vez, pero quizás una segunda vez en las próximas semanas.

¿Quién pudiera creer que el estado de nuestra Unión sea impulsada por una obsesión extravagante del presidente Trump de construir un muro en la frontera que ni los expertos quieren? El presidente ya ni repite su promesa de que México pagaría los miles de millones que cuesta este muro.

Y sí todo eso no fuera suficiente para preocuparnos, ¿cómo se explica que nuestra nación vive bajo una intensa investigación sobre la interferencia rusa en nuestras elecciones presidenciales del 2016 y sobre el papel que jugó el Presidente Trump? Criminalidad, conspiración, obstrucción de justicia — todas estas sombras oscuras siguen a Donald Trump y a su administración.

No es sorpresa que la mayoría del pueblo aquí en los Estados Unidos piense que el país camina en la dirección equivocada. Y que cuatro de cada diez Americanos creen que este es el peor gobierno que han visto en su vida.

Esta noche era para convencernos que de ahora en adelante paraba el engaño y la disfunción y que empezaba la cooperación. Lo que escuchamos fue el cansado refrán de "construir muros."

Si el presidente Trump quisiera avanzar en serio una reforma migratoria integral incluyendo la seguridad fronteriza, los Demócratas estamos y hemos estado listos. Pero cerrar nuestro gobierno — y dejar sin empleo o pago a cientos de miles de trabajadores no es la manera de hacerlo.

Y la idea de declarar un estado de emergencia en la frontera cuando uno no existe, para justificar robar fondos que le pertenecen a los desamparados de los incendios, inundaciones y huracanes, para pagar por el muro no solo es inmoral, es ilegal.

Estamos listos para rechazar esta propuesta insensata, en la corte, en el momento que toque la tierra.

El muro en la frontera no es la única barrera que estamos viendo de esta administración que trata de construir:

Están poniendo un muro entre usted y su médico, dictando cuales servicios puede recibir. Por eso, mis colegas y yo defendemos en la corte a personas como Elizabeth del estado de la Florida, teniendo cobertura de salud, eso le dejo a ella terminar sus estudios universitarios y aseguró que su marido tuviera cobertura para poder vencer el cáncer. Y ahora Elizabeth es abogada.

También la administración de Presidente Trump, ellos construyen un muro entre usted y las urnas de votación. Pero aquí tengo noticias: Fracasaron. En las elecciones de noviembre, Latinos, especialmente los jóvenes, salieron a votar en números históricos. Gracias.

¿Qué más? Ellos ponen un muro entre nuestros veteranos y sus servicios médicos. Ellos estan listos de malgastar miliones de dolares para un muro fronterizo en vez de ayudarles a nuestros veteranos que se enfrentan demasiadas demoras en los hospitales.

Y ellos también construyen también un muro entre padres y hijos, al meter a niños en jaulas que los separan de sus padres.

Amigos, créanmelo, podemos tumbar muros y abrir puertas con nuestros manos. Es más, ya lo hicimos.

¿No me lo creen? Con sus votos el noviembre pasado, ustedes cambiaron la composición del congreso. Los votos de los congresistas con quienes contaba el presidente, ya no los tiene. Ahora él tiene que aprender lo que es gobernar en una democracia. Ya no puede ignorar a los Demócratas. Y por eso no tiene su muro.

Su voto en noviembre cambio los votos en el congreso. Y eso ha cambiado la política de nuestra nación.

Ahora que ven su poder, ¿están listos para abrir nuevas puertas?

¿No les parece que ya es ahora de que nosotros y nuestro gobierno construya escuelas, no muros? ¡Entonces, prepárense, esas manos pueden cambiar mucho, esas manos pueden cambiar con la próxima votación!

Nuestro sistema demócrata premia a la participación de todos. Y con 66,000 ciudadanos Latinos cumpliendo 18 años de edad, la edad de votación, cada mes, tenemos muchas manos que premiar.

Imagínense si tuviéramos el poder de decidir la agenda política de esta nación.

Mejores escuelas . . . Check.

Un cuidado médico para su familia que los políticos no le pueden quitar . . . Check.

Sueldos con beneficios y protecciones en el empleo . . . Check.

Mejores leyes para proteger nuestras familias y nuestra policía del violento uso de las armas de fuego . . . Check.

Protección permanente para los Soñadores, los Dreamers . . . Check.

Leyes que protegen el agua que tomamos y el aire que respiramos . . . Check.

Y una reforma migratoria integral para reparar el sistema roto . . . Check. Check. Check.

Esta no es la agenda que presentó el presidente. Pero estas son las soluciones que abren puertas de la oportunidad.

En las cortes o en el Congreso o en las urnas de la votación, tenemos que luchar por nuestra agenda. Por eso es que yo he luchado como fiscal general en la corte contra la administración del presidente. Y estamos ganando:

En proteger el programa de DACA, luchamos y ganamos para los 700,000 jóvenes.

En proteger el programa de salud Obamacare, somos los protagonistas. Más de 4 millones de Latinos dependen en Obamacare para su seguro médico.

En proteger los estudiantes universitarios contra préstamos fraudulentos, luchamos y ganamos por miles de ellos.

Hace dos semanas, mis padres celebraron 66 años de matrimonio. Empezaron su viaje juntos solo con su fe. Todavía recuerdan los días cuando no podían cruzar las puertas de restaurantes debido a los letreros que les decían: "Los perros o mexicanos no permitidos."

Con los años, han recibido los premios de su labor y dedicación a su familia. No hay duda de que el "estado de la unión" de María Teresa y Manuel Becerra es fuerte y sólido.

Y si les preguntamos a ellos, mis padres, cuales el estado de nuestra nación? Estoy seguro que pintarían un imagen más real que lo que nos presentó el presidente Trump esta noche. Ellos saben lo que significa trabajar duro y respetar las reglas.

Y bien que saben que para mantenernos fuertes como pueblo unido hay que trabajar juntos y mantener abiertas esas pesadas puertas para que todos nuestros hijos, como los estudiantes de CK McClatchy, puedan cruzar y conocer la oportunidad.

Ya sea con marchas en las calles o marchas a las urnas de votación, con luchas en la corte o a través del Congreso, haremos lo que se necesita para asegurar una unión nacional fuerte y vibrante. Amigos, con fe y la fuerza de nuestra labor y respetando las diversas contribuciones del pueblo Americano, los Estados Unidos seguirá siendo el dueño del Sueño Americano. Muchas gracias, buenas noches y que Dios los bendiga.

Copyright 2019 NPR. To see more, visit https://www.npr.org.